CUANTAS LUNAS TIENES LOS PLANETAS

                                         ¿CUÁNTAS LUNAS TIENEN LOS PLANETAS?
# Lunas

Mercurio
0
Venus
0
Tierra
1
Marte
2
Júpiter
16
Saturno
18
Urano
15
Neptuno
8
Plutón
1

¿Cómo observaban los planetas los seres humanos?
Para observar la bóveda celeste y las constelaciones más conocidas no hará falta ningún instrumento, para observar cometas o algunas nebulosas sólo serán necesarios unos prismáticos, los grandes planetas se ven a simple vista; pero para observar detalles de los discos de los planetas del sistema solar o sus satélites mayores bastará con un telescopio simple. Si se quiere observar con profundidad y exactitud determinadas características de los astros, se requieren instrumentos que necesitan de la precisión y tecnología de los últimos avances científicos.
El telescopio fue el primer instrumento de observación del cielo. Aunque su invención se le atribuye a Hans Lippershey, el primero en utilizar este invento para la astronomía fue Galileo Galilei quien decidió construirse él mismo uno. Desde aquel momento, los avances en este instrumento han sido muy grandes como mejores lentes y sistemas avanzados de posicionamiento.
Actualmente, el telescopio más grande del mundo se llama Very Large Telescope y se encuentra en el observatorio Paranal, al norte de Chile. Consiste en cuatro telescopios ópticos reflectores que se conjugan para realizar observaciones de gran resolución.
¿Cómo observaba el hombre a los planetas antes que existieran las herramientas?
En casi todas las religiones antiguas existía la cosmogonía, que intentaba explicar el origen del universo, ligando éste a los elementos mitológicos. La historia de la astronomía es tan antigua como la historia del ser humano. Antiguamente se ocupaba, únicamente, de la observación y predicciones de los movimientos de los objetos visibles a simple vista, quedando separada durante mucho tiempo de la Física. 

PLANETA RODEADO DE TRES SOLES
El primer planeta extrasolar descubierto por los astrofísicos fue el Pegasi 51, un cuerpo gaseoso que gira en torno a su estrella a una distancia 20 veces menor que la Tierra del Sol, y tiene una masa comparable a la de Júpiter. El hallazgo fue realizado en 1995 por Michel Mayor y Didier Queloz, del Observatorio de Ginebra. Actualmente, con más de 200 exoplanetas prolijamente catalogados, cualquier nuevo hallazgo debe tener alguna característica fuera de serie para que su descubrimiento entusiasme a los astrónomos.

Maciej Konacki, un científico polaco de la División de Ciencias Geológicas y Planetarias del Instituto de Tecnología de California (CALTECH), ha analizado los datos proporcionados por el poderoso telescopio que se encuentra en la montaña Mauna Kea (Hawaii), para deducir la existencia de un planeta gigante rodeado por tres soles. El nuevo candidato es poco mayor que Júpiter y se encuentra a unos 149 años luz de la Tierra.

Pero su hallazgo ha hecho temblar algunas teorías previas sobre el origen de los planetas a las que  adherían la mayoría de los astrónomos. Según Konacki, el nuevo planeta orbita alrededor de una estrella y ésta, a su vez, gira alrededor de otras dos que conforman un sistema binario. Semejante grupo de cuerpos celestes es una verdadera rareza. Este sistema de tres soles ha sido catalogado como HD188753. Si bien los astrónomos saben que aproximadamente el 60% de las estrellas forman parte de un sistema binario, encontrar tres soles girando juntos es mucho menos frecuente. Y hasta hoy, HD188753 es el único sistema triple de estrellas en el que se encontró un planeta.
Por ahora, ni Konacki ni sus colegas tienen respuesta a este misterio. Por ahora, ni Konacki ni sus colegas tienen respuesta a este misterio.
El planeta en cuestión está ubicado en la constelación de Cygnus, a unos 149 años luz de la Tierra. El planeta gigante describe una complicada curva definida por la acción gravitatoria de las tres estrellas, y el mismo Konacki asegura que su existencia “desafía las teorías de cómo se han formado los planetas”. Desde hace décadas, los astrofísicos han supuesto que los planetas gigantes se forman a partir de un disco de gas y materia condensada que orbita alrededor de una estrella joven, a una distancia no menor a tres unidades astronómicas (tres veces la distancia entre el Sol y la Tierra). Una vez que la materia y gas forman el planeta, este se aproxima a la estrella.

Pero este proceso, que se supone sirvió para que Júpiter se encuentre girando alrededor del Sol,  no tiene chances de desarrollarse en un sistema triple como el HD188753. En efecto, las dos estrellas que giran alrededor de la estrella central se encuentran a una distancia del planeta bastante menor de la que -teóricamente- deberían estar. Esta excesiva proximidad resultaría fatal para el proceso de formación del gigantesco planeta. Además, el calor que irradian no habría permitido que los gases y materia se enfríen y condensen dando lugar a un cuerpo celeste. Por ahora, ni Konacki ni sus colegas tienen respuesta a este misterio. Lo único seguro es que el planeta existe, y que las teorías usuales no son válidas para explicar su presencia en HD188753.

La masa de este planeta gigante es unas 1,14 veces la de Júpiter, equivalente a unas 360 veces la de la Tierra. Demora aproximadamente 84 horas en dar una vuelta alrededor de su estrella principal, que es de color amarillo y muy similar a nuestro Sol. Konacki -evidentemente un fan de “La Guerra de las Galaxias”- bautizó al misterioso planeta como "Tatooine", el planeta de Luke Skywalker. Que la fuerza lo acompañe.

2 comentarios: